Reseña: The Sea of Tranquility – Katja Millay

Título: The Sea of Tranquility
Autora: Katja Millay
Editorial: Antisocialite Press LLC (indie)
Género: Young Adult 
Fecha de Publicación: 5 de septiembre de 2012
Sinopsis: Vivo en un mundo sin magia ni milagros. Un lugar donde no hay clarividentes o cambia formas, sin ángeles o chicos sobrehumanos para salvarte. Un lugar donde la gente muere, la música se desintegra y las cosas apestan. Estoy tan pegada contra el suelo por el peso de la realidad que algunos días me pregunto cómo sigo siendo capaz de levantar mis pies para caminar. 
La antigua prodigio del piano Nastya Kashnikov quiere dos cosas: terminar la escuela secundaria sin que nadie sepa sobre su pasado y hacer que el chico que arrebató todo de ella: su identidad, su espíritu, su voluntad de vivir, pague. 
La historia de Josh Bennett no es ningún secreto: cada persona que ha amado ha sido arrebatada de su vida hasta que, a los diecisiete años de edad, no queda nadie. Ahora lo único que quiere es estar solo y la gente lo permite porque cuando tu nombre es sinónimo de muerte, todos tienden a darte tu espacio. 
Todos excepto Nastya, la misteriosa chica nueva en la escuela quien comienza a aparecer y no se irá hasta que se haya infiltrado en todos los aspectos de su vida. Pero cuanto más llega a conocerla, mayor enigma es. A medida que su relación se intensifica y las preguntas sin respuesta comienzan a acumularse, él comienza a preguntarse si alguna vez sabrá los secretos que ha estado ocultando, o incluso si quiere saberlos. 
THE SEA OF TRANQUILITY es una historia rica, intensa y brillantemente imaginada sobre un chico solitario, una chica emocionalmente frágil y el milagro de las segundas oportunidades.
Tomada de Mi Realidad de Tinta (:D)



Reseña

Nastya es una chica oscura... en todo el sentido de la palabra. Cabello oscuro, ojos oscuros, ropa oscura (y bastante pequeña), maquillaje oscuro… personalidad oscura. Vivió la peor experiencia de su vida cuando tenía quince años; sufrió un accidente que le arrebató la posibilidad de ser una gran pianista, le arrebató a su familia y la mató… literalmente. Ahora es como un alma en pena, sin amor, auto-destructiva, sin futuro y sin preocupaciones. Para dar un cambio a su vida, decide ir a vivir con su tía, lejos de todo lo que perdió y le trae malos recuerdos. Con un voto de silencio de más de cuatrocientos días y una actitud de no-me-importa-nada, Nastya es una paria en su nueva escuela, pero no por eso menos popular con los chicos (parece que no solo a las chicas nos les atrae el peligro :P). Pero solo hay un chico que parece provocarle una curiosidad imparable: Josh. Un chico solitario que parece controlar a la multitud con una sola mirada. Un chico que entrará en su vida sin que Nastya pueda evitarlo.

Cuando empecé a leer este libro tenía grandes expectativas. Está muy bien referenciado y sus críticas eran excelentes. Pero desde las primeras páginas me faltó algo esencial para llegar a disfrutar un libro: conexión con sus personajes. Este libro es demasiado largo, así que creí que probablemente era algo de la trama, así que continué mi lectura. Debo decir que la conexión real jamás llegó, solo momentos escasos en que casi me gustaron los personajes. Casi.

A mí no me importa leer libros largos siempre que estén bien escritos o sean muy entretenidos. The Sea Of Tranquility no clasifica en ninguna de las dos opciones, porque aún trato de descubrir el sentido real de la trama y porque sencillamente es demasiado deprimente. Creo que escribir un libro dramático es demasiado difícil, porque se puede caer en errores como el de esta autora: escribir páginas y páginas de momentos depresivos, auto-destructivos y muy aburridos, centrándose demasiado en explicar la vida dura de sus personajes, y perdiendo la razón de la historia en el camino. Para mí  este libro terminó convirtiéndose en una historia de amor más, predecible y cliché, con demasiado drama y angustia para disfrutar al menos el romance.

Nastya es demasiado deprimente para mi gusto. ¡La chica básicamente es emo! Todo en ella es oscuro y auto-destructivo y no parece algo que tenga solución. Es una chica débil y al menos eso me parece real, porque aún con el intento de la autora de infundirle un poco de ira al personaje, Nastya no pasa de ser una chica depresiva. Hizo un voto de silencio cuando recordó cómo había sucedido su ataque, algo que parece romper fácilmente cuando conoce a Josh… eso en realidad no me cabe en la cabeza, porque no es como si fueran grandes amigos o algo así (él ni la soporta) y todo eso de no-le-hablo-a-mis-padres-solo-a-este-chico-extraño se convierte en algo inmaduro y estúpido.

Y Josh, por otra parte, tampoco es un personaje fácil. Nop, él es alguien acostumbrado al dolor y a ser dejado solo. Algo que claramente no le ayuda a ser “la joya social” y lo mantiene alejado de todo el mundo. Pero entonces, por cosas extrañas que parecen pasar en libros como estos, dos personajes rotos logran entablar una relación, conocerse, enamorarse… y cometer estupideces juntos (como herirse mutuamente y toda esa basura de las relaciones que tanto odio).

Entonces, después de que has leído no sé cuántas páginas de auto-compasión de estos dos, todo llega a un camino de paz y amor, un momento en el libro que en verdad disfruté (la única parte, en realidad), sin drama, sin angustia o sufrimiento y sin tantos momentos emo. Pero eso apenas es la mitad del libro. Y en la siguiente mitad, vuelves a sufrir más de lo mismo: drama, sufrimiento, angustia, bla, bla, bla.

Creo que Nastya es un personaje tan plano que es imposible no cansarse. Incluso cuando se supone que debería haber un pequeño cambio por su relación con Josh, no sucede nada, ella sigue siendo la misma chica emo y auto-destructiva. Y es solo en las últimas páginas, cuando puede enfrentarse a su pasado, que descubre que las cosas pueden cambiar para bien. Después de cuatrocientas páginas de dolor y sufriendo… un poco demasiado tarde para salvar la historia de ser algo más que un continuo camino hacia Drepresiónlandia.


E incluso ya para el final todo se vuelve repetitivo. El ataque que sufrió Nastya, que no es relatado completamente sino hasta el final, ya no es incentivo suficiente para leer concienzudamente, y esas últimas páginas se convirtieron en una parada dolorosa y sinsentido para alcanzar el final de esta historia de amor.

Con un argumento que podría haberlo convertido en un gran libro pero que en realidad lo convierte en un camino doloroso y retorcido hacia una historia de amor igualmente dolorosa y retorcida, The Sea Of Tranquility es para mí un cúmulo sin fin de angustia y depresión, donde pasé de sentir pena por los protagonistas a poner los ojos en blanco y desear que esto terminara sin más drama.


Puntuación:

2/5
                                                              




Holi :D

Espero les haya gustado la reseña, hace mucho no escribía una así de larga (o.O) Les llama la atención la historia?

Nos leemos ;)


6 arcoiris:

  1. jajajaja like I say... So many books, so little time... Asique voy a dejarlo para mucho, mucho más adelante ahora después de tus reseñas :P

    ResponderEliminar
  2. D: acabas de romperme las ganas de leer este libro, gata destructora! U.u ya como que no me apetece tanto u.u me estresan los personajes planos u.u

    Gracias por la reseña Fea :)

    ResponderEliminar
  3. Primera vez que leo el título, pero al parecer, tampoco te ha gustado mucho.

    Por cierto, hay un premio esperándote en mi blog: http://huyendoentrelibros.blogspot.com/2013/01/otro-premio-para-huyendo-entre-libros.html

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  4. ¿A ti te gusta algún libro?

    ResponderEliminar

¡Agradezco muchísimo tu comentario!

Lo escrito en este blog refleja mi opinión hecha con respeto, así que si estás dispuesto a dejarme la tuya también espero que respetes ;)

Aunque no hago moderación de comentarios, cualquier comentario irrespetuoso, grosero, violento u ofensivo, y que contenga correos electrónicos, direcciones web o SPAM será elimitado.

Si tienes preguntas o dudas, en la sección de contacto puedes encontrar las formas de escribirme ;)

¡GRACIAS POR COMENTAR!